La otitis media en el niño

¿Qué es la otitis media?

La otitis media aguda es la inflamación del oído medio como resultado de una infección, pudiendo suceder en uno o en los dos oídos. Es la causa más frecuente de consulta al médico en niños menores. A pesar de ser más frecuente en niños, también afecta a los adultos. Ocurre más frecuentemente en el invierno y en los primeros meses de la primavera. El dolor puede ser intenso. Cuando el tímpano se perfora ocurre pérdida de líquido o pus (otorrea), cediendo el dolor. Sin embargo la otitis puede tener complicaciones graves, por lo que es importante el diagnóstico y tratamiento precoz. Sin un tratamiento adecuado, una infección del oído puede causar la pérdida crónica o permanente de la audición.

¿Cómo funciona el oído?

El oído anatómicamente consta de tres partes: oído externo, medio e interno. El oído externo capta el sonido. El oído medio es una cavidad, del tamaño de un garbanzo, separada del oído externo por una membrana fina como papel, el tímpano. Unidos al tímpano  hay tres huesecillos (martillo, yunque y estribo). Cuando una onda sonora choca contra la membrana, ésta vibra y pone en movimiento la cadena de huesecillos que transmiten el sonido al oído interno. El oído interno transforma la vibración en señales eléctricas y las envía al cerebro. El oído interno también ayuda a mantener el equilibrio.

La presión de aire del oído medio sano es igual a la presión del aire del ambiente exterior, permitiendo así la vibración libre.. El aire entra al oído medio por la Trompa de Eustaquio que conecta a éste con la parte posterior de la nariz. Cuando Ud. bosteza y siente un ruido en el oído, la trompa ha enviado una pequeña burbuja de aire para igualar la presión.

Diagrama del oído
El oído está constituído por
oído externo, medio e interno. El oído medio está formado por la caja timpánica, las cavidades mastoídeas, el tímpano y los huecesillos. El oído interno por la cóclea y el aparato vestibular.
¿Cuál es la causa de la otitis media?

El bloqueo de la Trompa de Eustaquio debido a un resfrío, alergia o infección de la vía respiratoria superior y la presencia de virus o bacterias llevan a la acumulación de líquido (una acumulación de pus y moco) detrás del tímpano. Esta infección es la otitis media agua (OMA). La acumulación de pus a presión en el oído medio causa dolor, inflamación y enrojecimiento. Como el tímpano no puede vibrar correctamente, la audición puede disminuir.

En los niños pequeños se aprecia fiebre, llanto e irritabilidad y vómitos. Los niños más grandes refieren además del dolor de oído, sensación de presión u oído lleno, sordera, mareos o pérdida del equilibrio.
¿Qué relación hay entre la otitis media y la sordera?

En muchos casos, cuando ha pasado la infección del oído medio, la efusión permanece y se hace crónica, durando semanas, meses o años. Esta forma se llama efusión del oído medio u otitis media secretora o serosa (OMS). Esta condición facilita la repetición de la OMA y es la causa más frecuente de sordera de transmisión en el niño.

La disminución auditiva en los niños puede dificultar el aprendizaje y retardar el desarrollo del lenguaje.

Es importante destacar que la OMS puedepresentarse sin ningún antecedente de otitis aguda. En este caso el motivo de consulta es la sordera, que se manifiesta por contínuos ¿ah?, niños aparentemente distraídos, o el hablar fuerte o poner la radio o la televisión a gran volumen.

El médico examina el oído con un otoscopio. Yo lo hago con microscopio, con el niño acostado, lo que permite aspirar el cerumen (también se puede hacer un lavado con agua tibia) y examinar con más detalle. Se pueden realizar diferentes pruebas para verificar la audicíón como el audiograma (o audiometría), en el que se hacen escuchar determinados tonos a diferentes intensidades, lo que permite establecer la curva de audición y el grado de pérdida cuando existe. Esto puede realizarse en niños sobre 4 años, ya que se requiere comprender y cooperar en el examen. En niños más pequeños puede utilizarse un método de condicionamiento y otras técnicas objetivas como las otoemisiones acústicas o los potenciales evocados auditivos.  La función del oído medio se establece mediante la impedanciometría, que es un examen sencillo de realizar y que aporta datos como grado de bloqueo de la membrana timpánica y la función de la Trompa de Eustaquio.

El tratamiento

La otitis media aguda se trata con antibióticos que deben ser tomados el tiempo indicado por el médico. Muchas veces los síntomas pasan rápido, pero la infección necesita más timpo para curarse. Asimismo pueden indicarse descongestionantes y antialérgicos, o medicamentos para calmar el dolor o gotas analgésicas.

La mayoría de las veces la otitis media aguda cura con el tratamiento indicado. Sin embargo puede ser necesario hacer una miringotomía o paracentesis, es decir una pequeña incisión en el tímpano para sacar el líquido y aliviar el dolor.

La otitis media aguda se puede presentar en forma repetitiva o recurrente. En ese caso se debe tomar la decisión de colocar tubos transtimpánicos o realizar una profilaxis antibiótica. Asimismo debe tratarse la patología adenoamigdaliana asociada (ver temas amígdalas y adenoides y tubos transtimpánicos)

Página actualizada el 21/11/2012
Webmaster   V.Carrillo E-Mail
volver al inicio
Para volver a la página anterior cierre esta ventana